viernes, 6 de abril de 2012

LA PALABRA

     LA PALABRA
 
¡Oh, palabra..! Que no produces mella,
ni penetras al fondo de mi mismo,
ya no viajas a lugares donde bañan
los ensueños la piel del sentimiento.
 
¡Oh, palabra..! Tu que eras soberana
y guardabas los matices del cumplido,
ahora escondes tus rizos en el aire
y prefieres callar, por miedo a olvido.
 
¡Oh, palabra..! ¿Porqué ya no salpicas
con tus gorgeos el despertar del día,
ahora guardas expresiones de un abismo
que tienen el color de hipocrecía.
 
¡Ven a mi..! Retorna hasta la fuente
donde guarda la gloria sus dolores,
ya no pienses que ella se ha llevado
en el alma la fé, que está escondida.
 
Esa palabra, que en el ayer me prometía
un sueño de amor.., se está perdiendo,
se ha quedado en las sombras el deseo,
ya no espera el tiempo de la vida.
 
Ni su eco resuena, ya no habla..,
no la escucho al despertar el día,
en olvidos del tiempo va muriendo
y es silencio de amor.., la lejanía.
 
JESUS ALBO

No hay comentarios:

Publicar un comentario