sábado, 10 de diciembre de 2011

FUEGO

           FUEGO
 
Si mañana despiertas a mi lado
y sientes unos labios que te becen,
curarás esas ansias de pecado,
con gritos de anhelos que ya crecen
por la fuerza incontenible de lo amado.
 
Si mañana despiertas.., y respiras
satisfecha del sueño que haz tenido,
y con ternura me miras y suspiras,
aunque todo el interior sigue dormido,
es que sueño contigo.., y tu me miras.
 
Será entonces cuando el alma crece,
cuando se llena la copa del deseo,
y en un labio dormido se establece,
porque vaciarse el ansia en su recreo,
es avivar el fuego.., cuando bese.
 
JESUS ALBO

No hay comentarios:

Publicar un comentario